Welcome! Anonymous

Campaña de L5R (por chat):

¿Quieres hablar de tus últimas tiradas? ¿O comentar ese avatar tan chulo que acabas de encontrar para tu personaje? Pasa y ponte cómodo.

Campaña de L5R (por chat):

Notapor Ikoma Keshi » Vie Jul 25, 2008 2:40 am

quizá por orgullo, quizá por buscar gente interesada, quizá por simplemente mostrar, voy a ir pegando por aquí los relatos, tal cual fueron escritos, de una campaña de L5R que estoy dirigiendo ahora mismo XD. Ya hemos jugado varias partidas, pero tendré que ir limpiandolas para postearlas, quitarles el offrol y arreglar los fallos tontos :P.

sin más, os presento la primera partida, presentación de uno de los personajes jugadores:


Del cercano pinar puede escucharse el canto de algunas aves tempranas, en este inicio de primavera. El cielo claro de nubes deja pasar al completo los rayos del sol, iluminando la arena a vuestros pies.
La sombra que proyecta el edificio del Dojo Kakita cae sobre los dos estudiantes, que sostienen ante ellos sendos Bokken de madera, mintras el sensei y el resto de los estudiantes contemplan en silencio
Kazen sostiene la hoja de madera entre sus manos, enfrentado a un chico joven, que no ha superado su gempukku todavía.
Kazen mira con serenidad a su adversario, mientras sus manos sostienen el bokken, esperando anticiparse al siguiente movimiento del joven
Da un paso lateral, manteniendo la distancia entre ambos, acercandose tan solo unos centímetros, parece resuelto, a pesar de todo.
Kazen apenas se inmuta de su sitio, esperando el momento, siempre encarado a su rival, y pese a ser joven, no tomandolo a la ligera
El más avezado de ambos estudiantes es el primero en responder
Kazen el joven kakita espera el momento, sabe que la inexperiencia de su rival le terminara pasando factura y estara tentado a avalanzarse sobre el veterano
Kazen al fin, cuando da un paso en falso su rival, lanza el ataque, dando un unico paso al frente, y la madera busca su objetivo
Kazen con la arremetida lanza un grito intimidante, que queda enmudecido cuando la madera emite un sonido seco
El golpe alcanza el brazo, dejando un moratón alli donde la madera toca carne. El joven da un paso atrás, lanzando su ataque hacia tu pierna.
El golpe falla por muy poco, la punta de madera mueve tu kimono, si hubieras tenido el pie un poco más adelante podría haber llegado a derribarte, pero por suerte, le faltó precisión
Kazen entrecierra los ojos mirandole y se pone en posicion de nuevo tras evadir
titubea, aferrando el mango del bokken, adoptando una postura defensiva
Vuelves a golpear al contrario, esta vez, aunque el golpe es claro, apenas siente el impacto cuando lo dejas caer contra su carne
Kazen lanza un preciso golpe al hombro de su adversario, en su determinacion detiene en el ultimo instante la dureza del golpe para no herir a su compañero
Tu contrincante, que no es capaz de detener tu golpe, se echa hacia atrás, cambiando de postura
levanta el bokken sobre la cabeza, de manera agresiva
Kazen se pone en guardia sin demora, mirandolo fijamente
Arriesga un ataque abierto, puedes ver claramente las aberturas en su postura
Kazen se pone rapidamente en posicion, para asestar lo que seria el ultimo golpe
Antes de que llegue a tu lado, adelantas el bokken golpeando certero sobre el corazón de tu contrincante
El golpe, este un poco más fuerte que los anteriores, no le hace perder la espada
Pero no detiene su ataque, la hoja de madera continúa su camino, casi cogiendote de improviso
Kazen abre los ojos sobresaltado de que no se detenga a estas alturas
Kazen retoma la postura inicial, mirando unos instantes con severidad a su rival, hasta que logra calmarse
Kazen tras esto, baja la vara, y le dedica el saludo ceremonial tras terminar el entrenamiento
Kakita Genryu: ...
Kakita Genryu baja la cabeza guardando el bokken despues de devolver el saludo
Kazen: buen combate Genryu-san, pero no debes dejarte llevar por tus emociones
Kakita Genryu: Lo lamento, Kazen-sempai.
Kakita Genryu se disculpa inclinandose
Kazen: no te preocupes *le asiente educado*
Kazen tras eso mira al sensei
Vuestro sensei os observa a ambos, aun en silencio, algunos de los alumnos más jovenes dejan escapar un pequeño aplauso emocionado, otros agitan la cabeza en señal de "vaya por dios". Nichi se mantiene calmo.
Kakita Genryu se retira, volviendo entre los demás.
Kazen mira al cielo y suelta un pequeño suspiro, calmandose y dejando escapar cualquier emocion inecesaria
Kakita Nichi: Kazen. - El sensei te llama por tu nombre, por el tono de voz sientes que desea que te acerques.
Kakita Nichi: *Cuando Genryu pasa al lado del maestro le dedica unas palabras*
Kazen desvia la mirada, algo entre molesto y curioso por no usar el "-san", pero tras disimular ese gesto se acerca con seguridad
Kakita Nichi: Despues hablaremos, polluelo, sobre lo que significa el equilibrio. *a Genryu*
Kazen: ¿Sensei?
Kakita Nichi: El entrenamiento a finalizado, espero que todos hayais sabido ver lo que ha ocurrido aqui.
Los alumnos más jóvenes se alinean ante el sensei, inclinandose y diciendo la frase de agradecimiento por las lecciones de este día. Poco despues de eso, la mayor parte se retira hacia el cercano shiro no kakita, mientras solo unos pocos permanecen en otras zonas del dojo, practicando entre ellos.
Nichi aguarda pacientemente hasta que os dejan solos, haciendote señal despues de que tomes asiento sobre la tarima ante él.
Kazen se inclina ante su sensei y toma asiento, mirandole con una expresión risueña
Kakita Nichi: El ken-jutsu es uno de tus puntos más débiles, la velocidad de los kami del viento está sin embargo de tu parte, joven Kazen.
Kazen asiente dandole la razón
Kakita Nichi: Ese joven, aunque impulsivo, muestra una buena técnica. Esto demuestra sin embargo que no es suficiente con ello. Habrá aprendido una buena lección.
Kazen: hai
Kakita Nichi: Recuerda por tu parte, que no puedes permitirte fallar en ninguna circunstancia. Esto es solo una práctica.
Kazen: no lo hare Nichi-sensei *lo dice con una sonrisa de confianza*
Kakita Nichi: Taisa Baran-sama me ha pedido que te transmira su deseo de que acudas a verle en cuanto el entrenamiento finalizara.
Kazen: sera un honor hablar con él sensei
Kakita Nichi: No te retendré pues, joven Kazen. *muestra una sonrisa despreocupado*
Kazen: Arigato gozaimas, sensei, sus lecciones iluminan mi senda *se alza gracilmente del suelo, se le mueve el pelo de forma "guay" mientras se sacude un poco la cabeza y dedica una reverencia a su sensei antes de marchar*
Kakita Nichi devuelve la reverencia, mas tenue, mientras te alejas.
Kazen toma sus cosas de la escuela, y se calza al salir del dojo, tras colocar su daisho, se encamina a ver al Taisa
Dejas el Dojo, internándote entre las murallas del castillo amurallado
Kazen observa el opulento castillo sonriente, como sabedor de que es un buen reflejo de su clan y familia
Los habitantes de Shiro no Kakita llevan un ritmo de vida relajado, lejos de las tensiones y las prisas. Los heimin te saludan, algunos de ellos reconociendote al pasar. Aquí y allá alguna dama samurai en kimono disfruta de las ofertas de los famosos artesanos Kakita.
Kakita Baran posee su propio hogar en el castillo, junto con su familia, formada por sus tres hijos y dos hijas
Kazen avanza confiado y relajado hasta el hogar de baran-sama, donde espera ser recibido por algun criado, al que se presenta sin dilacion al llegar
Kakita Nichi: Te haces notar en la entrada, aun a sabiendasde que Hiori te recriminaría por no haberte preparado mejor para la entrevista. Al poco de aguardar, un criado heimin te franquea el portal. Se inlina arrodillandose ante ti.
Heimin: Kakita-sama. ¿Desea ver a mi maestro?
Kazen: hai, he recibido la noticia de que Baran-sama desea hablar conmigo, comunicale que ya he llegado
Heimin: Está aguardándole, permitame que le guíe, kakita kazen-sama
Kazen: hai, os siguo
Heimin se levanta, manteniendo el gesto de respeto, y te hace franquear la salita de la casa, aguardando a que dejes tus sandalias a la entrada. Despues, te lleva hasta una habitación, donde llama discretamente, aguardando a que le den paso.
Heimin Abre la puerta ante la voz de su señor, despues de haberte anunciado, y te permiten la entrada hacia la habitación.
Kazen en efecto deja sus sandalias y si corresponde, las armas en la entrada para se llevado a la habitacion adecuada
Sobre un cojin azul celeste un hombre de larga cabellera blanca, el rostro curtido ya por la edad y manos arrugadas. a pesar de su avanzada edad pocos dudan nunca de su capacidad y prestigio. Kakita Baran te observa sin pestañear cuando entras en la habitación, señalandote con la mirada el cojín preparado para ti, hay un segundo cojín, detrás y un poco a la izquierda de Baran.
Kazen dedica una profunda reverencia a su superior, en señal de respeto y avanza al sitio indicado
Kazen: Domo, Baran-sama
Kakita Baran: Konban-wa, Kazen-san. ¿puedo ofrecerte un taza de te?
Kakita Baran su tono es formal, mostrando el respeto justo. El tono grave de su voz suena perentorio.
Kazen: os lo agradezco, sama, la aceptaria encantado, vine en cuanto supe que se me requeria en su presencia
Kazen mantiene una sonrisa agradable en su rostro
Kakita Baran: Siempre es grato disfrutar de la compañía de los hijos de antiguos amigos. Solo era cuestión de tiempo que os pidiera que acudierais.
Kazen para alguien q acabara de perder contra el, quiza le daria la sensacion de arrogancia esa sonrisa, pero para el resto emana serenidad
Kazen: mi padre siempre le tuvo en gran estima, sama, por eso me honro gratamente su peticion de verme
El heimin abandona la sala incluso antes de que aceptaras la taza de te. Regresa pocos minutos despues con una taza de porcelana grabada. Obra de artesanos Kakita, por ambas se desliza una bandada de grullas azules sobre un cielo blanco, estando juntas parecen un único dibujo antes que dos separados.
Heimin deja la taza entre los dos, con el te cálido humeante. el líquido verde desprende una suave fragancia.
Kakita Baran: Me agrada saber que puedo contar con el respeto de vuestro padre.
Kazen: contais con el aprecio de toda mi familia sama, mi padre fue vuestro amigo, yo, si me aceptais espero poder proseguir y honrrar esa amistad
Kakita Baran: Kakita Nichi-sama habla más que glorias de ti, Kazen-san. Se muestra orgulloso de tu habilidad. Es alguien en cuyo juicio confío.
Kazen: exageraciones sin duda, no hago mas que seguir humildemente sus enseñanzas
Kazen agacha un poco la cabeza como agradeciendo y quitando importancia a las alabanzas
Kakita Baran: Es importante conocer la propia habilidad y tenerla en consideración. un buen alumno es un buen alumno.
Kazen: Arigato
Kakita Baran levanta la taza con ambas manos, girándola con habilidad con sus dedos apergaminados y llevandosela a los labios.
Kakita Baran vuelve a posarla entre los dos, con cuidado.
Kazen poco despues, casi como un ritual, toma la taza el tambien y con sus estilizados dedos lleva la taza a sus labios, tomando otro sorbo
Kakita Baran: He de admitir, que fue más que el conoceros lo que ha echo que os pidiera venir hoy.
Kazen: ¿hai? existe algo que pueda hacer por usted, Baran-sama?
Kakita Baran: Hai.
Kakita Baran hace un gesto, el heimin que aguardaba a un lado apartado discretamente se vuelve a levantar y sale por otra puerta.
Kakita Baran: No es mi deseo ser descortés, ni que penseis que tan solo el interés me impele a esto. Yo mismo lo haría, pero mis obligaciones son otras, y deseo que sea alguien de confianza quien haga esto por mi. Vuestro nombre os da confianza.
Kazen: oh, sama, nada mas lejos de la realidad, que confieis en mi para cualquiera que sea la tarea, es algo que de por si me honrra, por favor, hablad sobre ello
Kazen desviando la mirada al nuevo invitado
La puerta se echa a un lado con suavidad, dejando ver de nuevo al sirviente de Baran, que se sitúa rápidamente a un lado. Por la hoja abierta, una mujer joven, de acaso unos dieciseis años, cruza el umbral. El mon de los Asahina se muestra claramente en sus ropajes.
Kakita Baran: *haciendo un gesto a la joven que entra* Dejadme que os presente a mi nieta. Asahina Kanako.
Kazen parpadea un poco, luego sonrie elegante
Kazen desde su posicion de sentado inclina su espalda en señal de saludo
Asahina Kanako se inclina gracilmente, con una sonrisa en sus labios, el amplio quimono azul sigue su gesto.
Asahina Kanako la joven se situa sobre el cojín preparado para ella, a la izquierda de su abuelo.
Asahina Kanako: Es un honor conoceros, Kakita-sama. *saluda inclinandose de nuevo hacia ti*
Kazen: mi nombre es Kakita Kazen, para serviros, sama *le devuelve la cortesia*
Kakita Baran: Mi nieta a terminado su Gempukku hace apenas unos días.
Kazen: os doy la enhorabuena
Asahina Kanako: Arigato gozaimashite, Kazen-sama.
Asahina Kanako parece un poco callada, dejando que su abuelo lleve la mator parte de la conversación.
Kazen aun mantiene su porte elegante, se le nota q se contiene un poco por estar ante alguien de rango superior, pero muestra confianza en cada gesto y frase
Kakita Baran: Ahora que su primer aprendizaje a concluido, va a viajar a las tierras de los fenix. Maestros en las artes de lo espiritual, para allí aprender de otros maestros.
Kazen: oh
Kakita Baran: No deseo que mi nieta viaje sola tan lejos, sin que la espada de un samurai vele por ella.
Kazen: es comprensible, mi señor, un don tan valioso como una nieta no es algo que se pueda dejar a su suerte
Asahina Kanako: Baran-sama es demasiado protector. *sonrie un poco, mostrando respeto a su abuelo, aunque dirías que estuvo a punto de mostrar un afecto familiar que se reserva para el privado*
Kazen: mi señora, los caminos son peligrosos, aunque estoy seguro de vuestro talento, me parece un gesto prudente el de vuestro abuelo
Kazen: ¿entonces, ha pensado en mi, para esta tarea, sama?
Kakita Baran: sin duda. me agradaría saber que viaja en buena compañía.
Asahina Kanako se muestra callada
Kazen: mi señor, me honrra, y puesto que no tengo actualmente un cometido para con mi Daimyo, es la tarea mas gloriosa que podria imaginar
Asahina Kanako: Será un placer viajar con vos, Kazen-sama.
Kakita Baran: Y yo me sentiré más tranquilo por ello. ¿Habeis estado alguna vez en Kyuden Isawa, Kazen-san?
Kazen: Iee, este viaje sin duda me hara aprender mucho
Kazen: otro motivo mas para agradecer vuestra confianza
Kakita Baran asiente con la cabeza
Kazen: se que sere capaz de cumplir mi cometido y asegurar que kanako-sama no sufra ningun percance
Kakita Baran: Eso aguardo. Teneis un largo viaje por delante, con los grandes viajes siempre hay muchas lecciones que se aprenden.
Kakita Baran: Y de seguro que el conocer a nuestros vecinos será una buena experiencia para ambos.
Kazen asiente
Asahina Kanako: Espero el momento en que partamos. *sonrie*
Kazen: cuando vos digais mi lady, ¿tiene alguna fecha en mente? si no es asi, por mi parte estare listo mañana a primera hora sin falta
Asahina Kanako: Querría comenzar el viaje lo antes posible, si no os fuera molestia..
Kazen: hai, entonces, por favor preparelo todo esta noche, mañana podremos partir sin demora
Asahina Kanako: Arigato gozaimashite *dice saludando de nuevo con una inclinación
Kazen le devuelve el saludo
Kazen: es un honor estar a su disposicion, mi señora
Kazen: desean tratar algo mas? *mira a ambos*
Kakita Baran: Os agradezco la compañía, Kazen-san.
Kazen se inclina ante baran
Asahina Kanako: Debo preparar el viaje, quiero tener todo preparado cuanto antes.
Kazen: hai, lo mismo digo, os agradezco esta velada
Kazen: ahora me asegurare de que todo este listo sin demora, con permiso *se inclina y se levanta*
Kakita Baran se inclina ligeramnte, dandote permiso para abandonar el lugar, su nieta se inclina más respetuosa.
Kazen tras los saludos oportunos, se dispone a recuperar su daisho y sandalias para salir del lugar
Kazen sin demora, se dirige a sus aposentos
Abandonas el hogar de Kakita Baran, y para entonces el ocaso se acerca rápidamente. El tiempo a pasado volando entre el te y la conersación.
El cielo enrojece, poco a poco, y en el momento que levantas la vista al mismo, observas como una mancha oscura oculta parte del sol. Más gente en la calle observa el fenómeno con curiosidad.
Kazen: Amataresu? *murmura*
Onnotangu oculta, solo parcialmente sin llegar a ocultar por entero la forma del sol y la luz de amateratsu, pero tan rápido como se dejó ver, el sol se libera completamente de nuevo.
Kazen muy extrañado
Kazen: ¿es un mal augurio?
Kazen: ni los mismos cielos impediran que cumpla mi cometido *sacude la cabeza*
Kazen tras ver el extraño fenomeno mira a su alrededor, para ver la reaccion de la gente
La gente de Shiro no Kakita murmulla entre ellos, desde aqui, el eclipse a sido solo parcial. Muchos se hacen la misma pregunta que tu.
Poco a poco deciden que ocurra lo que ocurra, será en otra parte. Regresando rápidamente a lo que hacían, muchos regresar a sus hogares antes de que anochezca por completo.
Kazen igualmente, sigue con su cometido, se dirige primeramente a buscar a Hiori para que se encarge de los preparativos para el viaje
En el hogar, los preparativos son hechos con calma... el viaje durará por lo menos una semana. Así que hay tiempo para pensar.
Kazen explica a Hiori lo que necesita saber para este viaje, por supuesto ella les acompañara como asistente, por otro lado, el mismo va a indagar algunos por menores antes de salir de viaje y tambien informa de su partida
Imagen
Una frase bien construida, y una espada bien forjada, si son portadas por un maestro, los resultados son similares.

Descripción - Gnosti Te Autvn
Avatar de Usuario
Ikoma Keshi
Gloria 4.0
 
Mensajes: 1400
Registrado: Sab Mar 22, 2008 8:21 pm

Notapor Ikoma Keshi » Lun Ago 04, 2008 1:27 pm

He aquí la segunda partida: Esta ya cuenta más de la campaña en sí, así que si alguien tiene pensado jugar "Sangre de Medianoche" que no se lo lea!
Aunque cuenta tan poquito que da un poco igual xd.

Siete figuras avanzan por la vía del emperador. Figuras que no tardan en observar la construcción a un lateral del camino. Sobre el horizonte se ciernen negras nubes de tormenta.
al lado de la construcción hay ya un grupo pequeño de personas.
Los cuatro ashigaru, y el magistrado asignado a la frontera sur del Fenix, retienen a un hombre que acaba de desmontar de su caballo
mientras las siete figuras del camino están cada vez más cerca.
Kazen y sus seis acompañantes bajan el ritmo de la marcha a medida que se acercan
Kazen cuando estan bastante cerca, Kazen decide adelantarse a la escena a ver que ocurre
Masekeri sujeta las riendas de su caballo. Lleva un kimono de color violeta con el mon de la familia Shinjo. Tiene el pelo corto y algo despeinado. Parece buscar algo en su bolsa de viaje
Masekeri: aqui tienen
Masekeri entrega unos papeles a los guardias
Magistrado toma los papeles de tu mano, y parece examinarlos
Asahina Kanako: ¿es ya la frontera, Kazen-san?
Kazen: hai, eso parece
Masekeri espera pacientemente a que revisen los papeles de viaje. Mientras echa un vistazo a los que se acercan
Magistrado hace un gesto a los ashigaru para que destraben las lanzas de ante el caballo del unicornio
Masekeri recoge sus papeles y vuelve a guardarlos en su bolsa
Magistrado: Todo parece en orden, shinjo-sama.
Masekeri: muchas gracias
Masekeri hace una pequeña reverencia con la cabeza
Magistrado la devuelve mas debil
Masekeri: que tengan muy buenos dias
Magistrado: *observa a la espalda del shinjo como se acerca mas gente*
Masekeri continua su camino para no molestar, caminando con su caballo al lado sujeto por las riendas
Kazen se adelanta un poco por su parte, para ser el quien se encargue del papeleo y no hacer bajar a su protegida del caballo
Kazen al llegar a la altura del magistrado tira de las riendas del caballo, parandolo, su pelo se revuelve unos instantes, brillante, a lo anuncio de champo
Asahina Kanako porta un quimono azul celeste, como parece hacer casi siempre, el cabello blanco destella con algo de luz propia. no parece muy acostumbrada a cabalgar, aunque sepa hacerlo.
Magistrado: *mira hacia ti, los ashigaru, con gesto habituado cruzan las lanzas ante ti*
Kazen el joven kakita, viste con un kimono azul celeste tambien, cubierto por una Hakana negra, con un pelo blanco brillante y un ojos azules que no dejan indiferentes
Kazen se denota tambien el mango de su katana, finamente tallado
Kazen al llegar al magistrado, baja del caballo y le saluda educadamente
Magistrado inclina un poco la cabeza
Kazen: magistrado-sama, el grupo de detras son mis protegidos, permitame mostrarle nuestras documentaciones
Magistrado: Konnichi-wa, Kakita-san. Si me hace el favor... *aguarda paciente*
Kazen toma los documentos de su saquillo y lo entrega, alargando la mano hacia el magistrado
Magistrado: *toma los documentos* no me llevará demasiado.
Magistrado: *los examina detenidamente*
Kazen asiente firmemente
Asahina Kanako: *se acerca un poco, algo curiosa aunque no dice nada*
Magistrado: *termina de leer sus papeles, te los devuelve* Todo en orden. Pueden continuar el viaje.
Kazen: domo arigato, magistrado-sama
Kazen: ¿hay alguna nueva, magistrado-sama? *mientras toma los documentos* algo que pudiera importunar nuestro viaje? *mira al horizonte nublado*
Magistrado inclina un poco la cabeza consintiendo
Magistrado: ¿además del mal tiempo? Esa tormenta lleva días ahí
Kazen guarda una vez mas los documentos
Kazen asiente al comentario del magistrado
Kazen: domo, proseguiremos entonces
Magistrado: buen viaje.
Kazen se dirige a su caballo y monta, tras eso le dedica una sonrisa de satisfaccion a Kanako, indicando que va todo bien
Asahina Kanako: *saluda al hombre con una inclinación de cabeza al pasar*
Kazen seguido esto, reabre la marcha a tierras fenix
Una vez reanudais la marcha, el camino se abre ante vosotros. Un camino de tierra amplio, cubierto por la sombra de los árboles plantados a sus lados.
En esta zona el sol aun brilla con tiento, aunque incluso bajo las copas del árboles podeis divisar las nubes negras que acechan más adelante
A la sombra de uno de los árboles, veis como el hombre que estaba ante vosotros, tiene una pipa encendida en sus manos, dando caladas esporádicas
Kazen: pronto estaremos en Kyuden Isawa mi señora, aunque me parece que el tiempo no sera nuestro aliado en nuestro destino
Asahina Kanako: *dice en voz baja antes de que estén muy cerca* es un unicornio, ¿verdad?
Kazen: hai, de la familia Shinjo, diria.
Kazen junto a ella
Masekeri: fuma apoyado en un tronco tranquilamente, y cuando se percata de vuestra presencia os sigue con la mirada discretamente
Asahina Kanako: *lo mira mas bien de reojo*
Kazen cuando pasa cerca de él, la asiente en señal de saludo, sin media palabra con él
Masekeri: le devuelve el saludo
Asahina Kanako: *detiene la montura al estar a la altura del unicornio* Konnichi-wa, Shinjo-sama. *sonrie*
Kazen para tambien al verla parar, aun no dice nada, mira friamente al unicornio
Masekeri: buenos dias ashaina-sama
Asahina Kanako: Konnichi-wa, Shinjo-sama. *sonrie con calidez y dedica una reverencia*
Kazen mira friamente al unicornio, con pose de escolta-tipo duro
Masekeri: buenos dias Ashaina-sama
Masekeri inclina ligeramente la cabeza en señal de saludo
Asahina Kanako: *mira un segundo hacia Kazen* Kazen-san, los caballos estarán cansados, no nos venría mal detenernos unos minutos, ne?
Kazen: como gusteis, pero si demoramos mucho, se nos echara la noche encima antes de llegar a la posada
Masekeri: parece sorprendido
Kazen suspira con algo de resignacion
Asahina Kanako: No querría molestarle, shinjo-sama. ¿le parece bien?
Masekeri: desde luego, para mi seria un honor disfrutar de su compañia
Masekeri se pone en pie
Kazen espera la respuesta del unicornio, tras lo cual desmonta, para ayudarla despues a ella a hacer lo mismo, si gusta
Asahina Kanako: *sonrie ligeramente, se deja ayudar por Kazen para desmontar*
Kazen la sonrie amable mientras la ayuda, luego toma las riendas de ambos caballos y les da una orden a los asigaru de q se hagan cargo
Uno de los Ashigaru se encarga de los caballos, mientras que una e las sirvientas, Hiori, extiende una pequeña manta sobre la hierba. Kanako se arrodilla sobre ella.
Masekeri: iba a preparar un te, ¿les gustaria acompañarme?
Kazen: se lo agradecemos, Shinjo-sama
Asahina Kanako: sería un verdadero placer
Masekeri: viene bien beber algo caliente con esta tormenta
Asahina Kanako: por suerte aqui aun no nos ha alcanzado, ¿ne? *mantiene la sonrisa*
Masekeri saca sus utiles de la mochila dispuesto a encender un pequeño fuego y preparar un te
Kazen: por desgracia creo que avanzamos en su direccion
Masekeri: entonces creo que llevamos el mismo camino Kakita-sama
Asahina Kanako: *apoya las manos sobre las rodillas, cruzadas*
Kazen: vaya, ¿es asi? nuestros pasos nos llevan al palacio del fenix
Masekeri: yo me dirijo al oceano
Kazen: al oceano?
Asahina Kanako: *tambien parece curiosa*
Masekeri: si
Masekeri sigue preparando el fuego
Kazen: Hiori-ko ¿serias tan amable de amenizar nuestra acampada con una de tus canciones?
Hiori: *se inclina respetuosa, y se arrodilla un poco alejada, despues de tomar un samisen en sus manos*
Asahina Kanako: soy Asahina Kanako, shugenja del clan de la grulla. *se presenta, un poco tardía*
Masekeri: oh, encantado
Masekeri: disculpad que no me presentase
Kazen: yo soy Kakita Kazen, bushi del honorable clan de la grulla
Masekeri: mi nombre es Shinjo Masekeri
Asahina Kanako: *se inclina de nuevo* es un placer shinjo Masekeri-sama
Masekeri: llevo tantos dias viajando solo que uno olvida las buenas costumbres
Masekeri coloca el cacharro con agua encima del fuego
Asahina Kanako: Habeis viajado por muchas tierras antes de llegar aqui, ¿verdad? *sin perder la sonrisa*
Masekeri: por menos de las que me habria gustado
Kazen: el imperio es muy grande, y mas el exterior que recorio vuestro clan por tanto tiempo
Masekeri: yo nunca sali de Rokugan, creo que hay demasiadas cosas por conocer aqui
Masekeri: este bosque por ejemplo
Masekeri observa los arboles y los alrededores
Masekeri: es maravilloso
Kazen asiente
Asahina Kanako: *observa a su alrededor tambien, levantando despues la vista hacia las hojas*
Kazen observa su atuendo ¿llevas cosas de cuero? algo raro?
Masekeri solo lleva un kimono, pero ves que su armadura y algunas armas estan en los paquetes que carga el caballo a los lados
Una tenue brisa mueve las hojas, haciendo rozarse las hojas de los árboles
produciendo un placentero sonido a vuestro alrededor.
Masekeri retira la tetera del fuego y echa el te, cubriendola luego con una especie de pañuelo para que conserve todo el vapor
Los dedos de la heimin tocan una suave melodía, que parece acompañar al susurro del bosque.
Asahina Kanako: ¿y por que el oceano le interesa tanto, Shinjo Masekeri-sama?
Masekeri parece rehuir un poco la respuesta, luego le mira y le sonrie
Kazen: ¿esta entre vuestros destinos las islas del mantis?
Masekeri: bueno, es dificil de explicar, digamos que es algo que tengo pendiente
Masekeri: no, solo pretendo llegar hasta la costa
Asahina Kanako: entiendo..
Asahina Kanako: desde luego observar el oceano es placentero, y los amaneceres en él son grandiosos.
Masekeri: a parte de mis motivaciones personales, el oceano me parece algo fascinante, una inmensidad que nutre y alimenta Rokugan
Masekeri: nunca tuve la oportunidad de contemplarlo, me dijeron que no es como nuestros grandes lagos
Masekeri: que hay algo diferente en el oceano
Kazen: es bastante diferente a un lago o un rio
Kazen: las olas mecen las playas llenas de arena, golpeando contra los acantilados
Asahina Kanako: Yo diría que comparándolo a un lago, el oceano es no solo mas grande, sino más salvaje, una bestia poderosa y hermosa.
Kazen: el agua sube y baja segun la hora del dia...
Kazen: es hermoso, sin duda
Masekeri sonrie
Asahina Kanako: Pero tendreis que verlo por vos mismo.
Kazen mira unos instantes las nubes negras del firmamento
Kazen nubes
Masekeri descubre la tetera y saca un vaso de su bolsa
Masekeri les mira con cara de situacion
Masekeri: lo lamento, solo tengo una taza
Kazen: no os preocupeis, *se levanta con cuidado y se dirige a su equipaje, de donde toma dos tazas mas*
Kazen regresa posando una para Kanako y otra para él
Asahina Kanako: Domo, Kazen-san. *inclina un poco la cabeza en señal de agradecimiento*
Kazen se sienta livianamente
Masekeri le sirve primero a ella y luego a Kazen, luego se sirve el
Kazen: domo
Asahina Kanako: Arigato. *toma la taza y la levanta, sintiendo el calor que desprende antes de dar el primer trago*
Kazen alza su taza tambien, sorbiendo un poco del te preparado
Asahina Kanako: ¿Cuanto creeis que nos queda de camino, Kazen-san?
Kazen: pues no mas de 3 jornadas
Kazen: la siguiente parada del camino esta a cinco horas de viaje de aqui, kanako-dono
Kazen: cruzaremos esta arboleda teñida de tonalidades verdes, lo que me preocupa son las nubes tras ella
Asahina Kanako: Cuando pasa la tormenta, el sol brilla con calidez
Kazen: hai, la tormenta solo es un instante de caos antes de la calma y de que amataresu reclame su lugar en los cielos
Kazen: aun asi, quiza nos mojemos un poco Kanako-dono *sonrie ligeramente*
Masekeri sopla un poco su te y pega un sorbo
Kazen y bebe
Kazen: y que ruta hasta el mar tiene en mente Shinjo-sama?
Kazen: no hace falta ir hasta las tierras del fenix en el extremo de Rokugan para alcanzarlo
Kazen: de hecho las playas de la grulla son mas acojedoras
Asahina Kanako: *bebe tranquilamente* no me preocupa la lluvia, Kazen-san. Los kami de agua serán benevolentes con unos humildes viajeros
Kazen asiente complaciente a Kanako
Masekeri: bueno, no sigo ninguna ruta concreta, mas bien me dejo arrastrar por el viento
Masekeri: se que esta por alli
Masekeri señala
Masekeri: ya llegare
Masekeri sonrie
Asahina Kanako: ¿que lugares habeis conocido en vuestros viajes?
Kazen: (lo mas curioso es que posea documentos que le permitan cruzar libremente por el imperio, simplemente para ¿explorar?)
Kazen bebe un nuevo sorbo
Kazen con los ojos cerrados
El ambiente distendido se mantiene, pero el sol se mueve inexorable en el cielo azur
Masekeri: bueno, sali de las tierras del unicornio en dirección a las de la libélula, desde alli atravese las tierras del dragon y baje un poco al sur hacia las tierras de la grulla, y luego vine hasta aqui
Masekeri: a lo largo de ese trayecto he visitado demasiado lugares que me han parecido especiales como para quedarme con tan solo unos pocos
Asahina Kanako: *asiente interesada*
Kazen se deja embriagar por la suave musica de Hiori
Asahina Kanako: Me gustaría algún día viajar tanto
Kazen: el Imperio esta a sus pies mi señora, lo hara si lo desea
Masekeri mira a kazen un poco sorprendido
Kazen bebe otro sorbo
Asahina Kanako: *se ruboriza un poco, lo disimula bebiendo otro trago*
Kazen: que otra senda podria tomar un verdadero samurai? conocer, disfrutar, luchar, amar y servir, hasta el ultimo dia de su vida
Masekeri: quedan pocas horas de luz. yo no tengo ninguna prisa, pero si teneis que seguir un plan quiza se os haga tarde
Kazen mira a Hiori, para que de un final adecuado a su cancion y no la termine como si fuera interrumpida
Kazen: no podemos menos que agradecer su cortesia con nosotros, Shinjo-sama
La canción continua unos breves minutos mientras desciende de tono
Kazen va ultimando su taza
Kazen: igualmente, si gusta de compañia hasta la parada de camino mas proxima, sera bienvenido sin duda
Masekeri: gracias, pero soy yo el que esta gradecido porque hayan compartido un rato tan agradable conmigo
Asahina Kanako: Es cierto. Me gustaría pedirle que nos acompañara, al menos mientras sigais nuestro mismo camino, si no os es molestia. *sonrie a ambos*
Masekeri hace un gesto afirmativo con la cabeza
Masekeri: estare encantado de acompañarles
Kazen mira de soslayo el enorme caballo del unicornio y disimula un suspiro
Masekeri: muchas gracias
Masekeri vacia el te que quedaba en el cacharro, lo seca, y luego repite la misma operacion con su taza, para terminar guardandolos en su bolsa. Luego se acerca a su caballo y monta
Kazen cuando la ultima nota del samisen suena, abre los ojos
Campaign saved.
Kazen: es hora de partir señora
Asahina Kanako: hai
Asahina Kanako: *se levanta con recato, una de sus sirvientas recoge la mantita*
Kazen deja que los sirvientes recojan las tazas, y la acompaña, ayudandola a subir al equino
Kazen para ayudar a su compañera agarra el caballo para que no se mueva mientras se aupa
Pronto reanudais la marcha, siendo ahora ocho en el camino
Kazen tras eso, toma su propio caballo, subiendo a él, con poca soltura, pero por algun motivo con una gracia inata que le caracteriza, se sacude un poco el pelo, y lo echa atras
Masekeri espera al borde del camino ya montado en el caballo a que los demas esten listos
Kazen gruñe para si, al comprobar q el dichoso caballo unicornio le hace parecer mas imponente que su mierda de poni
El grupo deja atrás la soleada parada en el camino, lentamente las nubes van haciendose más presentes sobre vuestras cabezas a medida que avanzais.


El sol está a punto de ponerse, cuando en un recodo del camino, los árboles se abren para dar paso a los acantilados, y a un pequeño pueblo costero.
Al otro lado, el oceano, captado primero por el olfato, retumba contra las rocas.

Kazen: parece que hemos dado con lo que buscaba, Masekeri-sama
Kazen: y quiza nos sea oportuno hacer parada aqui a nosotros tambien
Masekeri mira el oceano fijamente
Kazen: probablemente la posada mas cercana del camino este a un par de horas o mas
Kazen: ¿que opina señora? este lugar quiza sea demasiado pobre, pero arriesgarnos a avanzar supondra internarnos en la noche y la lluvia
Asahina Kanako: hai, Kazen-san, creo que será lo mejor.
Kazen: bien
Kazen divisa todo el poblado, buscando alguna posada a la vista y buscando tambien la forma de acceder, si esta bajo el acantilado
En ese momento, os dais cuenta de algo. Los árboles que dejais atrás se mantienen en el más absoluto silencio. no se escucha ni siquiera el trino de un ave.
El pueblo se halla en el lugar donde los acantilados son de altura más baja, parece tener unas escaleras por los mismos para acceder a un pequeño puerto donde tienen varios botes atracados.
Kazen no le da demasiada importancia a lo de los pajaros, dicen q la calma precede a la tormenta, observa si las escaleras son demasiado empinadas para los caballos, y si no es asi, abre el camino
Masekeri: disculpadme, pero me reunire con vosotros mas tarde en la posada si no hay inconveniente
Kazen: Hai, suerte Masekeri-sama
Kazen: que encuentre lo que busca
Masekeri sonrie a kazen y luego a Kanako, despidiendose con un saludo con la cabeza
Masekeri luego continua el camino bordeando la costa y se pierde entre la vegetacion
Kazen dirige a su grupo hasta la posada del pueblo, observando los alrededores
Asahina Kanako: *se despide tambien de él*
Empezais a acercaros al pueblo, a cierta distancia, las casas parecen en buen estado, pero a pesar de que aun no a anochecido, no veis a nadie en las calles.
Kazen: extraño
Asahina Kanako: *avanza confiada, aunque extrañada*
Kazen alerta
A medida que os internais entre las casas, veis que muchas de estas están ordenadas, algunas de ellas tienen incluso la comida en la mesa.
Pero no parece haber rastro de nadie, aunque la mayor parte de las puertas están abiertas.
Kazen oteando los alrededores
El viento sopla con fuerza, moviendo las paredes de papel
Asahina Kanako: ¿está desierto? *mira a Kazen*
Kazen: es muy raro
Kazen: vayamos con cuidado
Asahina Kanako: *arruga la nariz* ¿de donde viene ese olor?
Kazen: aqui pasa algo
Kazen: hmm?
Kazen: *inspira profundamente*
Asahina Kanako: *hace al caballo andar hacia detras de un pequeño grupo de casas*
Asahina Kanako: *se lleva una mano a la boca, ahogando un grito, empalidece y levanta una mano señalando delante suya*
Kazen va rapidamente
Abierto en la tierra, un agujero de amplias dimensiones aparece lleno de cadáveres, cuando te acercas el olor te golpea fuertemente, están cubiertos de moscas e insectos que revolotean alrededor.
Asahina Kanako: *hace retroceder al caballo asustada*
Kazen pone cara de asco
Kazen: debe haber alguna epidemia, salgamos de aqui
Asahina Kanako: s... si.. *da la vuelta*
Desandais hasta el camino, veis el gran caballo del Shinjo cerca de las rocas del acantilado
Kazen: deberiamos prevenirle
Asahina Kanako: h.. hai. *asiente consternada*
Kazen se acerca a ella
Kazen: tranquila, pronto nos alejaremos de aqui, informaremos a las autoridades y llegaremos a Kyuden Isawa
Kazen parece obligarse a mantener la calma, para inspirar seguridad al resto del grupo
Asahina Kanako: por favor... id a avisar a masekeri-sama
Kazen tras eso, se acerca al acantilado con cuidado
Kazen ojea buscando al shinjo por el lugar, si no le ve se dirigira al caballo, en caso contrario se intentara acercar a él
Kanako y los seis heimin permanecen en el camino, aguardando intranquilos
Kazen se encamina a buscarle
Masekeri esta sentado en unas rocas del acantilado situadas mas abajo.Con el rudio de los olas rompiendo contra las paredes de piedra parece no haberte oido
La mar está embravecida, alcanzando justo a salpicar las ropas de Masekeri
Kazen al llegar a la altura de masekeri, se para, y alzando la voz habla
Kazen: masekeri-sama! *parece mas severo q antes, posa una mano en la saya de su daisho*
Kazen: Masekeri-sama *repite cuando le mira* vamos a abandonar el lugar, esta lleno de cadaveres, parece haber una epidemia
El viento suena fuerte entre las rocas
Masekeri parece no oirte
Kazen: ...
Kazen se acerca mas
Kazen: Masekeri-san? *dice en voz alta*
Masekeri se gira sorprendido hacia Kazen
Slayer (Kazen): con esa cara yo creo q es un zombi resucitado de los muertos de por aqui
Masekeri: Kakita-sama, que haceis aqui?
Kazen: vengo a preveniros
Masekeri: se pone en pie visiblemente molesto
Kazen: al internarnos en el poblado hemos encontrado a muchos de los aldeanos muertos y llenos de costras
Masekeri: como?
Kazen: vamos a abandonar el lugar
Masekeri parece sorprendido
Kazen: dice con severidad, de hecho posando la mano en su espada como amenaza? o tal vez como diciendo q lo asegura por su honor
el viento tironea de las ropas de Kazen, mientras te habla, de pie sobre las rocas
Kazen: si deseais acompañaros me temo que Kanako-dono querra partir de inmediato
Kazen: siento haberos importunado
Cuando pones la mano en la empuñadura de la espada Masekeri te mira a los ojos friamente
Kazen serio, muy serio
Os sorprende un relincho que proviene de la parte de arriba del acantilado
Kazen desvia rapidamente la mirada alli
Desde abajo no podeis ver nada, y con el viento apenas escuchais
Masekeri mira tb hacia arriba sin perder de vista al Grulla que todavia tiene su mano sobre el mango de la katana
Kazen: debo subir, masekeri-sama, si quiere acompañarnos venga, sino, hemos de partir pronto
Kazen se encamina rapidamente arriba
Masekeri le sigue
Ambos os dais prisa, subiendo por las rocas hasta llegar a la parte superior, os arañais las palmas de las manos, pero al llegar...
Los dos caballos han retrocedido ante un grupo variopinto de perros salvajes, cinco cánidos, uno de ellos un gran mastín negro con una cadena colgando de su cuello
Kazen busca con la mirada a su protegiada antes de encararse a las bestias
Masekeri trata de ir hacia su caballo ignorando a los perros aparentemente pero vigilandolos de reojo
Masekeri trata de dar un rodeo hasta los caballos
Kazen avanza hasta los caballos con paso firme, listo para responder cualquier ataque
Cuando tratais de avanzar y rodearlos, varios se perros se giran y os gruñen fieros
Uno de los perros agitado, abre las fauces y salta hacia Kazen
Kazen desenvaina cual relampago en el momento justo, para cortar al perro
Kazen el waki encuentra las tripas del canido y las sesga
Hundes la espada con velocidad en el cuerpo del perro, sacándola con un ruido de succión, la bestia cae derribada al suelo, sangrando. Eso hace que el resto de los perros se rabien
Kazen vuelve a envainar en su estilo kakita iaijutsu
Masekeri dsenvain la katana y el wakizashi tratando parecer tan amenazador como pueda y acanza hacia los caballos
cuando un canino salta hacia Masekeri, bajas la espada con una mano, sajando el cuello y cercenando la cabeza, el cuerpo descabezado pasa a tu lado rebotando contra el suelo
Masekeri: (dios, que asco...)
Dos perros se ponen uno a cada lado de Kazen, uno de ellos atina a morderle el pantalon y arrancarle un trozo de tela
El mas grande de los perros se abalanza contra Masekeri, trabandote los genitales con un mordisco doloroso, sin soltar los dientes
Clavas la espada hacia abajo, con todas tus fuerzas llenas de rabia, hundiendo la espina dorsal del chucho y atravesándolo por completo

Uno de ellos sale con el rabo entre las piernas hasta los árboles, pero el otro se queda, el que hizo un desgarrón en los pantalones del grulla, salta hacia él de nuevo...
...sin embargo el salto se queda corto, y echándote un poco hacia atrás lo evitas sin problema
Kazen otro ataque de iaijutsu es ejecutado por el joven grulla, mientras el wakizashi silva desde su funda
Acabas con el último de los perros, hundiendo el wakizashi en su carne
Kazen el tajo de la hoja, besa la piel del perro, seccionandola limpiamente hasta hacerle derramar borbotones de sangre
Kazen hace un movimiento de Shiburi, limpiando la hoja de un rapido tajo contra el viento, y mira al perro q huye
Kazen tras envainar, al ver que ya no hay peligro, se gira hacia el shinjo
Kazen: ¿esta bien, Masekeri-sama?
Masekeri: bueno, no muy bien, pero os preocupeis Kakita-sama
El caballo unicornio tiene algunas heridas superficiales en las patas, debió ser el que relinchó
Masekeri sangra copiosamente
Kazen va por su caballo
Kazen se acerca al grupo
Kazen: Hiori, ayuda a shinjo-sama con sus heridas
Masekeri: saca algunas cosas de su bolsa de viaje, como telas y una cantinplora y se gira aprovechando que Kazen se dirige hacia el grupo para curarse la herida de espalda a los demas
Hiori: *se había acercado preocupada al veros llegar, y asiente cuando se lo dices, va hacia masekeri*
Asahina Kanako: ¿Estais bien, Kazen-san? *temerosa*
Kazen: hai, solo eran unos perros, no se preocupe
Masekeri se limpia la herida con agua y coloca unas telas para evitar el roce con la ropa
Hiori: *se arrodilla a tu lado*
Hiori: Samurai-sama, por favor, permitame que le atienda.
Masekeri: gracias, pero no es posible
Hiori: *habla con voz humilde y educada*
Masekeri lleva todo el pantalon del quimono lleno de sangre por la parte interior
Kazen: ¿vosotros estais bien? os ocurrio algo?
Hiori: Por favor, sama, entonces dejad que os de esto. *te ofrece con las manos lo que parece un bote de tapado*
Asahina Kanako: iyé, escuchamos los aullidos y relinchos, y de repente os vimos a lo lejos pelear contra los perros
Masekeri: que es?
Asahina Kanako: Se encuentra bien Masekeri-sama?
Kazen: dice que si, confio en que no le hayan herido de gravedad
Hiori: Os ayudará a que sane mejor, sama.
Masekeri: debo aplicarlo sobre la herida?
Hiori: y vendar sobre él, acordaos de limpiarla primero, para que no se infecte, sama.
Masekeri: muchas gracias
Masekeri acepta el bote haciendo una pequeña reverencia en señal de agradecimiento
Hiori: *se inclina ante ti de nuevo, y retrocede para dejarte intimidad*
Masekeri aplica el contenido del bote sobre la heridad y luego la venda como puede rasgando las telas
Asahina Kanako: ¿no debería hacer algo por él? *mira a Kazen como preguntando*
Kazen: envie a hiori, es una gran chica, sabe como cuidar heridas, estoy seguro de que estara bien
Kazen: aunque si cree mas eficaz su ayuda kanako-dono, quiza no este de mas
Masekeri una vez ha terminado de curar las heridas se pone el otro kimono limpio y guarda este que esta lleno de sangre envuelto en una manta en una de las bolsas de viaje que cuelgan de su caballo
Masekeri: luego intenta subir a su caballo
Kazen mira sus ropas y si se llego a manchar, a parte del desgarron
Kazen: busquemos una posada, necesitamos un baño *hace una mueca*
Ese día, continuais el viaje por el camino, a ritmo más lento por las heridas de Masekeri
Masekeri trata de ocultar el dolor tanto como puede
El sol se apuesto hace rato cuando atisbais la posada
Imagen
Una frase bien construida, y una espada bien forjada, si son portadas por un maestro, los resultados son similares.

Descripción - Gnosti Te Autvn
Avatar de Usuario
Ikoma Keshi
Gloria 4.0
 
Mensajes: 1400
Registrado: Sab Mar 22, 2008 8:21 pm


Volver a Off-Topic

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado