Welcome! Anonymous

El veneno del odio. Noche del día 51.

Temas Finalizados de la Octava Semana

El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Bayushi Kahei » Vie Sep 25, 2009 2:22 pm

Barrio de los Faroles de Ippoyakku no Toshi, anochecer del día 51

La noche era limpia aunque un tanto fría y la luna creciente se asomaba de hito en hito entre las nubes grises, proyectando su resplandor rojizo desde un oscuro firmamento salpicado de débiles estrellas.
El barrio de los faroles parecía adormecido por la quietud de la oscuridad y su actividad bullía al ralentí, como el corazón de una bestia adormecida aunque todavía peligrosa.
Apostado entre dos estrechas calles, Kahei comprobaba en una oscuridad casi total la posición de su daisho con la pericia de quien ha repetido mil veces la maniobra y ya no necesita servirse de luz distinta a la que da la experiencia.
Acarició las empuñaduras de seda con delicadeza un par de veces, asegurándose de que la hoja de la katana se proyectaba con facilidad hacia fuera, e hizo lo propio después con el wakizashi. Mas tarde comprobó la sujeción de sus dos Kote de cuero y laminas de acero, ajustándolos firmemente a sus antebrazos vendados.
Se sintió satisfecho al comprobar el escaso ruido que producían ambas protecciones mientras las anudaba con energía. Aquella era toda la armadura de la que se iba a servir esa noche.
Finalmente el escorpión se recogió el pelo en una especie de moño de kendoka y se anudó el viejo pañuelo de seda blanca sobre su frente. Por primera vez su rostro quedaba expuesto ante los ojos curiosos mientras vestía sus ropas Bayushi.
Un escorpión sin mascara que se preparaba para pelear. Toda una declaración de intenciones.
Tras comprobar que su cuerpo y sus armas estaban listos para el combate, el bushi se ocupó de su mente. Desechó de ella a Jotaro, a Fú, a sus ancestros, a su padre. Desechó los rostros de aquellos pocos a los que podía llamar amigos. Desechó también sus propios deseos, sus miedos, y pronto no quedó nada importante por lo que el escorpión desease vivir.
- Los soldados del enemigo, Kira y si las Fortunas consienten, Kagemamushi.- se repitió con voz ronca, ordenando los inminentes objetivos mientras se ajustaba con firmeza el cuello de su kimono negro. Y que el Noveno se apiade del que se ponga en medio de todos ellos...- concluyó con gesto sombrío.
Serviría primero el Imperio, después al Escorpión y si aún le queda algo de vida, el guerrero se serviría a sí mismo. Rezaba al menos por tener la oportunidad de llegar a la segunda fase. Kira se merecía una visita, sin ninguna duda.
Mientras reflexionaba, Kahei sentía como le poseía lentamente el viejo demonio de la batalla, la adrenalina fluyendo deprisa por sus venas, la respiración acelerada, el pulso inestable de sus manos que parecían temblar levemente. Aquello no era miedo, era el éxtasis previo a un combate incierto, la rebelión de un cuerpo que se resistía a doblegarse ante la mente del guerrero, el verdadero distintivo entre un matón de taberna o un veterano soldado.
Cuando la respiración fue rítmica y limpia y el pulso firme, se supo preparado para afrontar lo que debía hacer. Ahora su mente estaba por encima de cualquier miedo a morir y sentía de nuevo que su vida no le pertenecía.
El plan era insultantemente simple. Asaltar a unos cuantos matones que exhibiesen daisho hasta dar con alguno que perteneciese al bando enemigo y hacerle cantar por las malas.
Se acabaron las buenas maneras, la palabrería y la etiqueta de los menguados de Ippoyakku.
El Bayushi sabía como hacer que el asunto de aquellos tipos funcionase como es debido. El viejo método. El viejo Kahei.
La mirada del guerrero se endureció hasta convertirse en la de un depredador sin alma y apareció esa antigua sonrisa de ironía y desprecio que helaba la sangre. Sintió por un momento que viajaba cinco años atrás, que aquello no era Ippoyakku no Toshi sino Ryoko Owari Toshi, que él no era Bayushi Kahei, sino de nuevo el desalmado Kori no Kokoro. Corazón de Hielo.
No esperaba que ninguno de aquellos ronin colaborasen de buena gana, ni un combate justo uno contra uno, ni siquiera el regalo de una muerte rápida si finalmente le abatían.
Estaba solo en la ciudad y rodeado de enemigos a los que pensaba hostigar sin cuartel, así que había previsto una noche dura en la que debería librar sucesivos combates hasta dar con algo bueno mientras luchaba contra el agotamiento y la acumulación de heridas por mantenerse en pie. Pero era un precio bajo si lograba infringir el mayor daño posible entre los enemigos del Imperio, sin importar cual fuese su nombre.
Y sentiría por última vez el dulce y malsano placer de ser un heraldo de sangre y muerte.

Y más adelante, pagaría por ello.
Go ahead, make my day
Avatar de Usuario
Bayushi Kahei
Gloria 1.9
 
Mensajes: 92
Registrado: Mar Mar 25, 2008 10:45 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Datsuko » Mié Oct 07, 2009 10:11 am

En algun lugar de la ciudad.

Datsuko volvia de hacer un recado, y habia vuelto con muchas dudas en la cabeza, la verdad es que me encontraba un tanto descolocada por la cita anterior, pero eso no importaba ahora.

Llegué a las puertas de nuestro piso franco, y me puse a mirar quien estaba y quien no estaba por alli, la ultima deserción nos habia dejado un poco maltrechos, pero bueno, hasta yo estoy pensando en dejar plantada a esta panda de inutiles.

Me abrió el joven lascivo al entrar por la puerta trasera como solia. Pensé en saludarle por su nombre para variar, ¡pero diablos!. llevaba varias semanas con ellos y no les habia preguntado el nombre a la mayoria.
En realidad tampoco me interesaba, ya me habian dicho que ni siquiera era el autentico.

Me fije en el joven como si no me percatase de su mirada o quiza si, pero estuviera esperando a que se atreviera a hacer algo mas que mirar.
Cuando cerró le pregunte ¿Como va todo por la ciudad, han llegado nuevas ordenes al fin?

Mientras esperaba respuesta avancé a la sala principal, me fijé en que al fondo el viejo estaba meditando profundamente, vamos que estaba roncando de lo profundo de su meditación y el tipo enorme parecia tener entre sus manos ¿una rata? a la que acariciaba con mimo y miraba con estupidez, quiza pensando que era un gato.
"El trabajo de un héroe es morir cubierto de gloria; el mío es cobrar"
Avatar de Usuario
Datsuko
Gloria 0.0
 
Mensajes: 4
Registrado: Mar Feb 24, 2009 12:34 am

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Soshi Mishi » Vie Oct 09, 2009 10:01 pm

Bayushi Kahei

Los últimos rayos de sol teñían las nubes blancas de un tono entre rosado y rojizo, una mezcla de las hojas de sakura y las llamas, como las del fuego que ahora ardía en la cabeza y el corazón de Kahei. La concentración era suprema, la que se daba antes de una batalla donde el resultado se antojaba incierto. Vivir o morir, la distancia de un latido del corazón, el pensar o actuar de manera instintiva, el no-pensamiento dominaba en ese aspecto la mente del Escorpión. Como un sabueso cuya meta se había fijado con claridad. Como la sangre cuyo olor a metal viejo inundaba las fosas nasales del Bayushi, el aroma de la victoria, de aquel que dio el último de los golpes. El que terminaba por quedar en pie rodeado de cuerpos sin vida.

Encontrar a ronin pavoneándose de su condición frente a los simples heimin era sencillo, muy sencillo. Y había más: alguna Fortuna tuerta debía de sonreír a Kahei, puesto los lobos reconocían a los suyos y ya el primero de ellos no tuvo problemas en indicar dónde tenían su base aquellos soldados enemigos. Había visto la mirada gélida y homicida en los ojos del bushi y su sentido común le había indicado que lo más inteligente era apartarse de su camino lo antes posible. Al fin, la basta mole de tres plantas que se alzaba cerca del centro del casco antiguo de la ciudad apareció ante sus ojos...


Datsuko

-Has estado mucho tiempo fuera, ¿eh? El jefe estaba desesperado, Mai no ha hecho más que dar vueltas y vueltas a los planes y no ha ejecutado al Dragón ese. Creo que a este paso, y con la llegada de refuerzos, puede que prescinda de ella de manera definitiva. Ya me entiendes... - el joven hizo un expresivo gesto en el cuello con su pulgar - ha habido unas cuantas novedades, pero no le estropearé la sorpresa al jefe. Está tomando una taza de té. Si te pide algo... bueno, no te sorprendas. Quizás te pida una cabeza en bandeja de plata... de manera literal.
"Que Benten os guíe en todas vuestras acciones"
Avatar de Usuario
Soshi Mishi
Storyteller
 
Mensajes: 5432
Registrado: Jue Mar 13, 2008 1:18 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Datsuko » Dom Oct 11, 2009 2:35 am

¿En serio?, bah, nunca me fié de esa Mai. Yo por mi parte ya me encargué de mi objetivo pequeñin, no volvera a molestar mas.

¿El jefe y refuerzos? excelente, ya iba siendo hora de cobrar y si quiere cabezas las tendra, pero yo no pienso pagar la bandeja de plata,
me rei de mi propio chiste.

Vamos allá, andé con paso firme hasta donde me indicaron que se encontraba el jefe, cuando pensé que no me verian trague saliva. Si era otra vez quien yo pensaba, la verdad es que me daba escalofrios, escalofrios que sabria disimular perfectamente.
"El trabajo de un héroe es morir cubierto de gloria; el mío es cobrar"
Avatar de Usuario
Datsuko
Gloria 0.0
 
Mensajes: 4
Registrado: Mar Feb 24, 2009 12:34 am

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Bayushi Kahei » Lun Oct 12, 2009 10:31 pm

Una vez frente a las puertas del edificio, el Bayushi desenvainó su katana con calma glacial y después hizo lo propio con el wakizashi.
Con ambas manos armadas, Kahei soltó el aire de sus pulmones hasta que sintió haber exhalado hasta la propia alma y tras un momento de silencio sepulcral, el samurái se lanzó a la carrera contra las puertas que guardaban al enemigo.
Y arremetió contra ellas sin ese grito de guerra que da el guerrero cuando su valor flaquea y siente que necesita proyectarlo en algo tangible. Y atravesó la madera sin tener cerca esa bandera que te recuerda que no luchas solo, que no matas a un enemigo desconocido por nada.
Lejos de todo eso, la carga del Bayushi fue en medio de un silencio perfecto, preciso y espeluznante que delataba al samurái como un consumado asesino, alguien habituado a entrar a hierro sin llamar la atención, presto a matar mucho y bien y a abandonar después el escenario por la puerta de atrás. Sin gloria, sin honor y sin remordimientos. Sin alma y sin consciencia. Sin plantearse nada que no fuese matar para sobrevivir.
Kahei enseñó sus dientes blancos con furia animal mas allá de las puertas, con todos sus sentidos puestos en la escena. No haría preguntas, no tendría miramientos. No daría cuartel, no atendería ni a súplicas, ni a sollozos. No había lugar para las palabras en aquellas últimas paginas del bushi.
Y antes de perder por completo la consciencia en aras del instinto animal, el guerrero tuvo un último pensamiento.
Debí dejarme arrastrar mucho antes.
Go ahead, make my day
Avatar de Usuario
Bayushi Kahei
Gloria 1.9
 
Mensajes: 92
Registrado: Mar Mar 25, 2008 10:45 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Soshi Mishi » Lun Oct 12, 2009 11:05 pm

Datsuko

El joven se quedó finalmente en la sala común, para calmar al gigantón ya que el gato - la rata - le había mordido y escapado fuera de la casa. Mientras Datsuko fue la habitación que le había indicado, en la que esperaba el viejo con expresión de hastío. Su cara indicaba que había pasado una noche mala, muy mala.

-Bien, Datsuko, ha habido un problema que me ha estado molestando estos últimos días y estoy cansado ya de esperar. Mai no hace más que darme largas acerca de cómo quiere hacer el trabajo, y ya no voy a dilatarlo ni un instante más. Quiero que Mirumoto Kuroda-san muera: escribiremos una carta con la letra de su prometida, de que no quiere esperar a la noche de bodas y que se reúna con él en un lugar. Le estarás esperando y le asesinarás.


Bayushi Kahei

La puerta era de gruesa madera y el impacto, lejos de tumbarla, la dejó entreabierta; pero no había tiempo para una segunda carga. Kahei tuvo que pasar por el hueco hecho una furia, aunque nadie lo atacó, todos los presentes en la sala común demasiado estupefactos para pensar en un contraataque o si quiera actuar. Un joven de aspecto lascivo acertó a ponerse en pie, echando mano a su katana cuando una pequeña mancha carmesí apareció en la ropa de su kimono, haciendo relucir un diminuto fragmento de metal que atravesaba la mitad de su tórax. Una mirada de incredulidad apareció en su rostro mientras se intentaba girar para ver el causante de su muerte, que hizo un gesto seco para desembarazar el arma, empujando al asombrado joven con el pie para destrabarla. La figura susurró algo a Kahei y maldijo entre dientes.


Datsuko

Un estrépito en la puerta principal interrumpió la tensión del momento. El viejo masculló una palabrota sobre si todo el mundo se había vuelto loco aquella noche, y abrió la puerta como muchos otros de los ronin recién llegados que no se explicaban. Datsuko también se puso a mirar, contemplando para su horror cómo algo redondo y con una mecha chisporroteaba por el pasillo. Cogió al viejo y cerró la puerta, lanzándose hacia un lado. Sin embargo algunas astillas de la deflagración se clavaron dolorosamente en su espalda.

Oculto:
Out:
-Tirada de Lore: Explosivos de Datsuko, dif. 10: 11
-Tirada de Defensa de Datsuko, dif. 10: 26 (-3 dados de daño)
-Daño del explosivo: ronin en general, 44; Datsuko, 10
"Que Benten os guíe en todas vuestras acciones"
Avatar de Usuario
Soshi Mishi
Storyteller
 
Mensajes: 5432
Registrado: Jue Mar 13, 2008 1:18 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Datsuko » Lun Oct 12, 2009 11:46 pm

Iba escuchando las palabras del viejo con atención. Cuando termino de hablar se me ocurrió preguntarle ¿Quien es la prometida de ese Kuroda?

De repente escuchamos el golpe a la puerta de entrada, salimos a ver que ocurria y vi in extremis como una bomba lanzada por una silueta femenina caia a nuestro lado...
¡Hija de puta! solte mientras agarraba al maldito viejo y cerraba la puerta para minimizar los daños de la explosión.

El viejo pasó de ese estado de cascarrabias a otro lastimero, mientras me agarraba llorando que hiciera algo y le salvara.
¡Suelta, maldita sea! yo me encargo, metete debajo de una mesa o vete al laboratorio.

Tras decirle eso, volvi a abrir lo que quedaba de puerta, y aprovechando el humo, y el caos de la explosión cruce a otra habitación y de ahi sali por la ventana.

Mi siguiente acción fue desenvainar mi katana para untar lo que vendria a ser la segunda herida.
"El trabajo de un héroe es morir cubierto de gloria; el mío es cobrar"
Avatar de Usuario
Datsuko
Gloria 0.0
 
Mensajes: 4
Registrado: Mar Feb 24, 2009 12:34 am

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Bayushi Kahei » Jue Oct 15, 2009 6:33 pm

El escorpión atravesó las puertas como una exhalación y una vez dentro del edificio paseó durante unos tensos segundos su mirada de depredador entre los presentes.
Rostros asustados, miradas dominadas por la confusión y cuerpos inmovilizados por la sorpresa y la indecisión. Aficionados paralizados por el veneno del caos, incapaces de reaccionar ante un ataque rápido e inesperado.
No había ni un solo guerrero de verdad entre todos aquellos tipos. Con un fugaz gruñido de desprecio, el Bayushi lanzó una mirada cargada de intención hacia las escaleras que subían hacia la segunda planta.
Kahei resolvió que allí abajo nadie representaba una inminente amenaza para su vida, así que corrió escaleras arriba con el ceño fruncido y una mirada sedienta de sangre.
Realizaría su trabajo escaleras arriba y después descendería para ver cómo se las apañaba su inesperada compañera de asalto.
Go ahead, make my day
Avatar de Usuario
Bayushi Kahei
Gloria 1.9
 
Mensajes: 92
Registrado: Mar Mar 25, 2008 10:45 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Soshi Mishi » Sab Oct 17, 2009 2:28 am

Cada uno de los pasos de Kahei estaba remarcado por los sonidos de agonía de los heridos por la metralla de la granada que había sido lanzada a la zona de los dormitorios. En su mente aquello sonaba como una especie de melodía donde se confundían sonidos actuales con aquellos que provenían de los recuerdos, del pasado a veces confuso y caótico. A pesar de todo, existía cierta armonía al escuchar con atención la aparente cacofonía de las que sólo el Bayushi podía disfrutar...

Por fin llegó al piso superior: había una serie de puertas pero lo lógico era suponer que la que daba a la más grande daría al jefe. El Escorpión entonces abrió y dio un par de pasos en el interior. Un viento frío le obligó a reprimir un escalofrío, con las llamas temblando en sus farolillos. Los recuerdos parecían haber cobrado vida, y por un momento Kahei sospechó que se encontraba de nuevo en un sueño, muy real pero falso. Avanzó hasta el centro, apreciando entonces sutiles diferencias que no había en el dôjo original. Y las diferencias se agrandaron: no, aquel no era el mismo. Sólo similar. El Escorpión sintió, más que oyó, que alguien entraba por la puerta.

-Kahei...

Sí, era él. Era tu sensei. Era tu tío.

-Siento que estés aquí, Kahei. Debiste haber hecho caso a tu padre cuando te ordenó que me mataras. Hai. Tu padre es despiadado, es cruel e insensible, y gobierna mediante el terror. Tu padre es un gran samurai. Yo me uní a una organización llamada Kolat, que pretenden derribar el orden establecido, el Orden Celestial. A mí eso no me importaba, quise formar parte por mi propio beneficio. Sí, me convertí en un traidor, razón por la que debía morir. Tú fallaste y yo me exilié antes de que otro agente del clan viniese por mí. Ahora debes morir, pero no con esta hoja - arrojó una katana de bella factura al suelo - sino con un filo de la familia, un filo Escorpión.

Sin apartar la mirada del frente el traidor habló a las sombras.

-Shozè... - las sombras parecieron cobrar consistencia - ¿A qué has venido, Kaiser Sözé?

-He venido a acabar contigo - respondió una figura apenas perceptible - pero hay alguien con quien tienes deudas mayores. Si tú le matas, yo te mato. Si él te mata, yo le ayudo a morir. Veo el oni en él y no sé si lo ha aceptado- ahora la figura era más visible: su máscara parecía hecha de hueso, y desde luego que era monstruosa, como sacada de una pesadilla.

Y el infierno se desató...

Oculto:
Out:
-Iniciativas: Orochimaru, 57; Kahei, 41
"Que Benten os guíe en todas vuestras acciones"
Avatar de Usuario
Soshi Mishi
Storyteller
 
Mensajes: 5432
Registrado: Jue Mar 13, 2008 1:18 pm

Re: El veneno del odio. Noche del día 51.

Notapor Bayushi Kahei » Sab Oct 17, 2009 5:39 pm

Kahei miró a los ojos de su sensei sin evidenciar gesto alguno de emoción o reconocimiento. Observó con el ceño fruncido al hombre que había moldeado buena parte de lo que había llegado a ser como guerrero y lo hizo del mismo modo en que se observa a un extraño, a un perfecto desconocido.
Cuando Orochimaru terminó de hablar, el Bayushi desplegó una mueca de irónico desprecio hacia el que había sido su mentor.
- Hablas más que antes.- murmuró.
El Escorpión se desprendió de la parte superior de su kimono con un gesto enérgico y la arrojó al suelo, exhibiendo una compleja suerte de tatuajes y símbolos en buena parte de su pecho, brazos y espalda. Tatuajes y símbolos que formaban parte de un hermético código criminal en el que un ojo iniciado en el lado más turbio de Ryoko Owari leería con facilidad toda clase de horribles distinciones y siniestras hazañas manchadas de sangre.
Aquella piel condecorada por tinta y cicatrices hacía muchos años que había dejado de ser la de un alumno aventajado para convertirse en la de un hombre capaz de representar una terrible amenaza para cualquier oponente.
Hoy Kahei sentía por primera vez en toda su vida dedicada a la espada que tenía al alcance de su acero algo que estaba más allá de las posibilidades de muchos guerreros.
Hoy sus armas acecharían la vida de un espadachín realmente formidable como Orochimaru y, tal vez, incluso también la de toda una leyenda negra como Shosuro Shozé.
Y el escorpión se sentía satisfecho sabiendo que nadie que presenciase aquella lucha podría pronosticar un resultado cierto para él.
Oculto:
Si no recuerdo mal, puedo pedir una acción de desarme sobre un enemigo pidiendo 3 aumentos y realizando una tirada enfrentada contra él.
Si es así, lo hago y gasto vacío en la tirada.
Go ahead, make my day
Avatar de Usuario
Bayushi Kahei
Gloria 1.9
 
Mensajes: 92
Registrado: Mar Mar 25, 2008 10:45 pm

Siguiente

Volver a Semana 8 - Temas Cerrados

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado